La mayor parte de las viviendas por menos de 200.000€

Los inmuebles a la venta en España cuyo precio no supera los 200.000€ siguen siendo el porcentaje más elevado. La vivienda ha registrado leves repuntes en los últimos meses, pero según indica la sociedad tasadora Euroval en su informa, continúan todavía en niveles “similiares a los de 2004”, previos al momento álgido del ladrillo.

De acuerdo con la colsutora, existe gran desigualdad respecto a los precios mínimos y máximos de ls casas, “lo que indica que el mercado español está muy diversificado en viviendas baratas y caras”.

En concreto, los precios mínmos se situaron de media en los 641€ por m2, frente a los 748€/m2 de cierre de 2013. En el caso de los precios máximos, bajaron a 2.971€ el m2 a 2.898€ en 2014. “Esta conclusión es relevante e indica que en 2014 no se estabilizan aún los precios, ni siquiera los mínmos, sobre los cuales se esperaba que no bajaran ya más”, apunta el informe.

Al agrupar por tramos los importes mínimos y máximos más frecuentes, se revela “claramente” que el rango de precios más frecuente se sitúa por debajo de la barrera de los 200.000€, que representa “un porcentaje muy elevado” de las viviendas tasadas en el mercado inmobiliario español. Como ejemplo, en Barcelona los precios más frecuentes de las viviendas se sitúan entre 67.000 y 254.000€, mientras que en Bilbao están entre 93.000 y 234.000€. En Málaga, el 31% de las viviendas oscila entre 120.000 y 171.000€.

En este punto, Euroval destaca la variación en el precio de lso inmuebles se produce de forma desigual en las distintas capitales de provincia. Así, en 12 ciudades los mínmos subieron de media en términos interanuales durante el pasado ejercicio, mientras que en otras 19 los que repuntaron fueron precios máximos. Solo en cinco capitales coinciden subidas de precios mínimos y máximos: Bilbao, Mallorca, Cádiz, Córdoba y Zamora.

 

Demanda anómala

En cuanto a las transacciones de vivienda, las de casas de segunda mano se mantienen al alza, en detrimento de las nuevas, que siguen a la baja. Actualmente, “por cada vivienda nueva vendida existen nueve transacciones de casas de segunda mano” lo que explica en parte la lenta reducción del stock de vivienda nueva y la falta de promoción.

En este sentido, el informe de Euroval asegura que en las circunstancias actuales del mercado residencial en España, la demanda de vivienda se comporta de manera “anómala”. “Independientemente de variables que convencionalmente son determinantes de la demanda como el precio, tipos de interés y disponibilidad de financiación, demografía, y preferencias que pueden valorarse en forma paramétrica de localización y características de la vivienda, se observa un retraimiento de la demanda ante la incertidumbre de la evolución  de la economía y el empleo”, explica.

 

Be Sociable, Share!